Anterior

ⓘ Malagón ye un conceyu español perteneciente la provincia de Ciudá Real, na comunidá autónoma de Castiella-La Mancha. Tien una población de 8.280 habitantes. ..


Malagón
                                     

ⓘ Malagón

Malagón ye un conceyu español perteneciente la provincia de Ciudá Real, na comunidá autónoma de Castiella-La Mancha. Tien una población de 8.280 habitantes.

                                     

1. Xeografía

Malagón ye un conceyu alcontráu na zona norte del Campu de Calatrava históricu y estremáu ente dos subzonas xeográfiques rexonales, la que caltién el nome desti Campu y lentemedia ente los Montes de Toledo y el Valle de Alcudia; na cuenca del Guadiana, travesar los afluentes de la so marxe derecha, el Becea y Bañuelos.

Xeográficamente, la mayoría del so términu ta asitiáu na subzona rexonal de los Montes de Toledo; la zona este del términu ye llana, perol restu bien montuoso ta travesáu dEste a Oeste pola sierra que lleval so nome y otres alliniaciones secundaries. Esta cadena que percuerre la zona norte de la provincia de Ciudá Real forma parte de la oroxenia hercínica y ta compuestu na so totalidá por cayueles, cuarcites y grauvaques silúriques. La potente erosión esterior baltó los vértices hercínicos, dexando cuetos amesetados 800 m. Darréu, fueron cubiertos por sedimentos secundarios y terciarios, adquiriendo la configuración y direición E-O na oroxenia alpina.

Malagón cuenta con 36.428 Has. nel que tán incluyíos 7 anexos que son: el Cristu del Espíritu Santu, La Fuencaliente, Peralosas, Piedralá, Los Quiles, El Sotillo y Valdehierro; lactual términu ye namái parte del que tenía enantes cuando se segregaron los de les sos aldegues de Porzuna y Fontel Fresnu, y de la mesma desti postrerul de Los Cortixos; Malagón llinda al norte colos términos de los Cortixos y Fonte el Fresnu, les sos antigües aldegues; al este con Fontel Fresnu; al sur con Daimiel, Torralba, Fernán Caballero y Piedrabuena; y al oeste con Porzuna y Retuerta del Bullaque.

                                     

2.1. Historia Primeros Asentamientos

Les evidencies más antigües de poblamientu humanu na zona de Malagón remontar al Paleolíticu. Desti periodu abonden los xacimientos con industria lítico en superficie atribuyida principalmente al Paleolíticu Inferior y Medio.

Paez questos primeros grupos humanos tuvieron los sos primeros establecimientos en redol a les terraces fluviales del Guadiana Mediu dende onde enfusen nel Achelense Cimeru los sos afluentes comol Ríu Bañuelos y El Bullaque. El Achelense cimeru supondríal primer momentu despardimientu territorial importante mientres el Paleolíticu, onde atopamos dos asentamientos bien significativos na Submeseta Sur: El Sotillo en Malagón y Les Cases del Ríu en Porzuna.

Nel Paleolíticu Mediu, produzse una espansión del poblamientu pol territoriu que nos ocupa, multiplicándose los asentamientos nes terraces baxes de los ríos, afluentes y zones llacustres

Del Paleolíticu Cimeru, desconocíu hasta agora na provincia, alcontráronse xacimientos importantes en redol de zones llacustres y nos marxes del Becea y del Bañuelos.

                                     

2.2. Historia Prehistoria y Protohistoria

Cola apaición del Neolíticu na Península Ibérica c. 5.600 cal. e.C., y hasta la disolución de les sociedaes del Bronce c. 1.500 cal. B.C., tenemos una etapa escura dientro de los estudios históricos de la rexón, por cuenta de la falta de trabayos sistemáticos. Esti periodu ye bien importante, porque entiende un llargu procesu que sempecipia cola formación y espansión de les primeres sociedaes agrícoles, hasta llegar al estremu opuestu, carauterizáu pola xerarquización y la desigualdá social, quempieza a dase na Edá del Bronce

Nun abonden, sinón tou lo contrario, los poblaos neolíticos al campu, y de fechu nun atopamos asentamientos en zones del interior de la península hasta bien avanzaos lIV mileniu. El fechu de que sía lhábitat en cueval patrón dasentamientu típicu podría esplicar lausencia de xacimientos neolíticos nes tierres del interior mesetario.

Nel términu municipal de Malagón, identificáronse dellos xacimientos que podríen ser neolíticos; este yel casu de la Raña del Moru II ya III, dambos sobre la terraza del actual ríu Bañuelos.

Polo que respecta al Calcolíticu, los entamos asitiar notres árees de la Península en tronu la metá del III mileniu, y la so aparente xeneralización va producir cola denomada cultura del Vasu Campaniforme.

La primer carauterística que tenemos quatribuyir a esti periodu ye quhai quentendelo como un periodu devolución respeuto al Neolíticu y non de rotura.

Frente la riqueza dafayos campaniformes na cercana área toledana, na nuesa zona destudiu los primeros grupos metalúrxicos tán mal documentados anque, gracies a trabayos de prospección recién, detectáronse un eleváu númberu de xacimientos asitiaos nes contornes de La Mancha, Campu de Calatrava, Campu de Montiel y Montes de Toledo, que nun primer momentu y hasta que se dar# en la so escavación atribuyéronse al Calcolítico.

Con esta cuestión, lo que queremos resaltar, ye la dificultá la destablecer un patrones dasentamientu claros, non solamente pal periodu Calcolítico, sinón pa tou esi ralu temporal que va dendel Neolíticu hasta la Edá del Bronce, anque a priori, los asentamientos nesti periodu, van caracterizase por ser en fosos o silos lo que se conoz como fondos de cabaña, que va ser una constante hasta la xeneralización de les construcciones en piedra, camudo esti postreru quapaez a c. 3.000 B.C., nel ámbitu cultural de Los Millares, pero que se va xeneralizar y va desenvolvese dafechu a partir del Campaniforme-Bronce, como nos ámbitos culturales dEl Argar y la so periférica Bronce Valencia y Bronce Manchego o de les Motillas.

Pal casu de Malagón, tiénense noticies dun enterramientu nel Abrigu del Puertu de los Franceses, que nun se llegó a alcontrar y del quesisten materiales depositaos nel Muséu Provincial de Ciudá Real.

Va Ser a partir del estudiu de la Edá del Bronce en La Mancha, lleváu a cabu por distintos grupos dinvestigación, cuando samonten los trabayos sobrel poblamientu prehistóricu na provincia, que la so carauterística más importante en que podemos estremar 3 facies:

Motillas Alcontrar en zones pantanoses, nos valles de los ríos y dientro de los ríos, formando islles. Na actualidá conócense más duna ventena de motillas que sestienden nuna amplia zona que va dende Argamasilla de Alba al este, hasta les llinies de Carrión de Calatrava-Malagón nel so estremu occidental; escontral sur estender hastal Campu de Calatrava y escontra el norte ta llindando pola estribaciones de los Montes de Toledo. Poblaos naltor, cuetos o castellanes Son xacimientos emplazados en cuetos altos y serrapatosos, nárees que dexen el control de los pasos naturales y zones en llanu.

Poblaos en llanu Son xacimientos que nun fueron tan estudiaos como los dos casos anteriores, pero quarriendes de unes prospecciones más intensives ta aumentandol númberu destos xacimientos, onde puede inducise una llocalización en fondos de valles, cercanos a regueros subsidiarios de los afluentes del Guadiana y en zones endorreicas.

En Malagón, esiste un acusáu poblamientu en dómina del Bronce, onde atopamos con una serie de xacimientos naltor como yel casu dEl Moledero, El Flaire y la Monxa, El Castillejo, Morrilla de la Nava. que la so carauterística común ye que son pequeños establecimientos con un marcáu calter defensivu presencia de morres y llinies de muralles. Estos xacimientos atópense alcontraos nuna situación estratéxica, porque dende ellos tiense un ampliu control visual, tantu a zona llana, como de los pasos naturales.

Pero ensin dulda, el xacimientu más significativu correspondiente a esti periodu ye la Plaza de los Moros, nel que satopó materiales cerámicos de la Edá del Bronce, Fierro y Medieval.

A partir del Bronce Final cabo señalar nel Pandu dos grandes etapes culturales: la Edá del Fierro I, periodu de transición con diverses influencies que cristaliza en diverses formaciones étniques, y lEdá del Fierro II, en que se produz la iberización de les etnies yá formaes y el posterior procesu de romanización.

De la dómina ibérica, en Malagón, tiénense evidencies arqueolóxiques dun asentamientu, yá sumíu, que sallugó nel cuetu amesetado del Castiellu de Malagón.

                                     

2.3. Historia Romanos y visigodos

Cola introducción del Mundu Romanu na Península Ibérica, van producise una serie de cambeos políticos, económicos, sociales, relixosos culturales., que se va a afigurar nel procesu de romanización. Procesu que tien denfusar per rutes, yá sían naturales o trazaes pol home, al traviés de les cualos circularon les idees y productos que condicionaron la definición de la cultura romana.

Los estudios de la rede viaria de dómina romana na actual provincia de Ciudá Real remontar a finales del sieglu XIX, gracies a autores como Coello, Blázquez, Hervás y Buendía, pero va ser a partir de 1969, fecha en que Corchado Soriano realiza una síntesis sobre la rede viaria romana entel Tajo y el Guadalquivir. Pero va ser laportación de les fontes clásiques como los Vasos de Vicarello, el Anónimu de Rávena y, sobremanera, el Itinerariu de Antonino. Según estes fontes clásiques destacaría la vía 29 del itinerariu de Antonino –Per Lusitaniam ad Emerita Caesaraugustam- que cruciaba la provincia dEste a Oeste, dende Laminio, hasta Sisapo, pasando por Carcuvium, Ad Turries y Mariana. Otra de les víes mentaes poles fonte clásiques ye la vía 30 del Itinerariu dAntonio –Item a Laminio Toletum-, que xuniría Laminio con Toletum y quen gran midida coincidiría cola vía de Complutum a Castulo descrita nel Anónimu de Rávena.

Nestes fontes escrites romanes, nun se fai referencia al pasu de víes por Malagón, a pesar dello, hai investigadores como Corchado Soriano que falen duna vía de Toledo a Córdoba, que pasaría por Malagón.

Pero de lo que se tien referencies escrites ye de la posible esistencia duna necrópolis romana na población, este yel casu de les Rellaciones de Felipe II, que falen dun elementu funerariu atopáu nuna carnicería. Al marxe de los restos funerarios, nun se dispón de más evidencies salvo les fontes arqueolóxiques, que nos demuestren la presencia romana nesti términu en llugares como la Solana o la Teyera. Amás, na aldega del Cristu del Espíritu Santu, hai evidencies de restos romanos o tardorromanos, como yel casu dun tambor de columna quhai xunto la ermita y una ara sillar de piedra darenisca empotráu nuna esquina de la ermita con inscripción.

La presencia desti monumentu relixosu xunto a otros restos, pueden indicar la esistencia na ermita y la so redoma de restos romanos, que pueden reutilizase pa la construcción del templu cristianu a partir del sieglu XVI.

Mientres la etapa bajoimperial, estes tierres, al igual quel conxuntu de Hispania, atopábense careciendo les remortines de la crisis quafectó al Imperiu romanu dOccidente nel sieglu III. Ello desaguó nun paulatín cayente demográficu y económicu de la vida urbana –col empobrecimiento de los sos grupos sociales- y de una gradual concentración de la población nel campu. Desta manera, les villae adquirieron una gran importancia pal desenvolvimientu del poblamientu de la zona en tou esti periodu, marcando un importante calter rural.

Dende dómina So Imperial, hasta la Batalla de les Navas de Tolosa, atopamos nel actual territoriu manchegu una situación pocu estable por cuenta de la situación de la provincia como llende o frontera de dos mundos estremaos: per una llaul reinu de Toledo, que va tar definíu dende dómina visigoda; y per otru llau la rexón andaluza. Por tanto, tamos ante unu sieglos con un marcáu calter militar, lo que provoca una situación insegura, onde nun esiste un mundu urbanu definíu y onde les rellaciones económiques, sociales, cultures, son tan sonces, que nun son capaz dasitiase y de crear una entidá propia.

Col asentamientu visigodu, la situación de la zona debió de camudar en cierta midida, anque siempres tenemos que tener en cuenta que más quun elementu revolucionariu, el mundu visigodu, sería más una continuidá de la dómina So Imperial.

Los ciertu, ye que tenemos que tener presente quel poblamientu visigodu en Hispania afectaría al Pandu Norte na so mayoría, ente que na actual rexón de Castiella-La Mancha, ésti afectó sobremanera la Celtiberia y la Carpetania, y en menor midida la Oretania. Esti fechu, nun quier dicir que lactual provincia de Ciudá Real, nun se viera influyida por dichu réxime políticu, con toles implicaciones quello trai. Lo cierto, ye que cuntamos con escasos testimonios lliterarios pa la so conocencia na nuesa zona, pero nos últimos años desenvolviéronse una serie descavaciones arqueolóxiques, Oreto, Alhambra. y sobremanera en Malagón.

En Malagón, más concretamente, nel Cristu del Espíritu Santu, realizáronse delles intervenciones durxencia ente 1990 y 1993, onde se documentaron 76 sepulturas y restos duna Basílica y otres construcciones. Amás, tiénense noticies de quapaecieron más tumbes en redol la ermita, nel patiu y detrás, nuna zona casi totalmente urbanizada.

Tamién apaecieron tumbes nel cascu urbanu de Malagón na C/Real 45, al balerar el terrén pa construyir una galería comercial. Otru nucleu importante sería la finca la Solana conocida como Malagón Viejo, onde al paecer apaecieron dellos enterramientos.

                                     

2.4. Historia La dominación musulmana

Cola llegada y establecimientu de los musulmanes, a partir del sieglu VIII, la mayor parte del actual territoriu castellanu-manchegu constituyó la denomada Frontera o Marca Media, que nun configuraba un espaciu alministrativu unitariu, sinón que taba constituyíu por distintos distritos de llendes bien variables.

La configuración espacial de la Marca Media puede considerase que foi la so condición de frontera y el tratase duna zona de camín, factores quincidieron duna manera bien direuta na dispersión del so poblamientu, na vertebración de les víes de comunicación y na organización del so sistema defensivu.

La situación cola que satoparon los musulmanes, yeral de territoriu bien ruralizado, dende que nesti territoriu nun hubiera grandes ciudaes, sinón urbes medianes y pequeñes, bien venceyaes la redolada rural y enclaváu a lo llargo de les más importantes víes de comunicación o formando parte del sistema defensivu, polo que siempres tuvieron un acusáu calter militar. Ello supunxo que mientres gran parte de los sieglos VIII ya IX, la vida urbana nun debió de tener nenguna incidencia nestes tierres. Foi nos años finales del sieglu IX, mientres el Emiratu de Córdoba, cuando se produció una intensificación del fenómenu urbanu, consolidando dalgunes de les antigües ciudaes y creando otres nueves, por necesidaes y conveniencies estratéxiques o económiques. La ciudá convirtióse asina nun elementu fundamental na vertebración y control del espaciu.

Ente les antigües ciudaes que recuperaron la so actividá nestes tierres namái pueden señalase los casos de Toledo y de Talavera. Toles demás práuticamente sumieron, siendo sustituyíes por otros enclaves que surdieren na so redoma. Producióse asina una alteración na dispersión poblacional, col treslláu a éstos de los habitantes daquelles, provocandol so paulatín abandonu.

Este mesmu procesu, lentu pero, la fin, efectivu, influyó nel cayente de Oreto, quel so status privilexáu en dómina visigoda va ser sustituyida pol aumentu de la importancia como centru urbanu de Calatrava la Vieya, provocando toa una redistribución poblacional alredor desti enclave, que, influyiría direutamente sobre lactual llende de Malagón.

Tres la creación de la Taifa de Toledo en 1031, pero sobremanera arriendes de la cayida de la ciudá en manes dAlfonsu VI en 1085 hasta la victoria cristiana de les Navas de Tolosa en 1212, el territoriu atópase sometíu a constantes enfrentamientos ente grupos cristianos contra contingentes Almorávides y Almohades.

Esta situación provocó que Calatrava La Vieya tuvieren una gran importancia nel desenvolvimientu del poblamientu y locupación del espaciu, y convirtióse nel centru estratéxicu-militar de la Marca Media, sobremanera arriendes de la llegada de los almorávides que frenó limpulsu cristianu y aseguró esti territoriu pal Islam, convirtiéndose Calatrava nel centru doperaciones patacar Toledo.

La batalla de Navas de Tolosa, marca un vértiz na evolución histórica de la zona, porque ye la primer vegada, dende la crisis del mundu romanu nel sieglu III, onde sempezar a dar una estabilidá tantu política y relixosa de lactual provincia de Ciudá Real.

                                     

2.5. Historia La Edá Media

A partir desta fecha, la mayor esmolición va ser dar un nuevu impulsu la repoblación de la zona, pa compensar el grave retrocesu económicu y demográficu sufiertu de resultes de los enfrentamientos y destrucciones habíos en múltiples llugares mientres la conquista cristiana, quedando como estensos pacionales semidesiertos, nos que la escasa población concentrábase primero xunto a los castiellos o nes poques ciudaes fortificaes esistentes xunto a les cañaes y víes de comunicación.

En llinies xenerales, el procesu de repoblación carauterizar pola pervivencia de los nucleos de población esistentes na dómina musulmana con un fuerte calquier militar que permaneció articuláu en redol a fortaleces como Malagón, Piedrabuena, Alarcos o Caracuel. A esto, hai quañedir, lampliación de la rede de fortaleces dempués de la conquista cristiana, per mediu de la construcción dotres nueves más sólides, según pola ampliación duna rede secundaria de torres y talayes. Formóse asina una non bien tupia rede de conceyos con estenses alfoces, como Villa Real que, xunto a los grandes dominios de les órdenes militares, trataron dentamar la rede de poblamientu dorde secundariu ya impulsar lapaición de villes y aldegues.

En tou esti contestu históricu hai que rellacionar el posible orixe del actual nucleu de Malagón. De primeres, tres la batalla de Les Navas de Tolosa, Calatrava la Vieya non pudo recuperase como nucleu pobláu tres la capitulación y la cabecera de la Orde tuvo que treslladase a Calatrava La Nueva en 1217. Esto provocó que Calatrava La Vieya yá nun fuera centru políticu, configurándose Malagón como un encruz de Caminos Reales con dos de les sos trayectories, la de Toledo a Córdoba que pasa pol mesmu pueblu nel so tramu de Malagón-Fernán Caballero-Peralvillo-Pozuelo de Don Gil, y lesviación escontra Granada quescurre pel estremu oriental pa cruciar el Guadiana pela ponte de Malvecinos y siguir escontra Carrión.

La Encomienda de Malagón tuvo por nucleu orixinariul castiellu desti nome. Alfonsu VIII nel añu 1180 donó la metá del castiellu la Orde de Calatrava y esta adquirió la otra metá lañu 1188 por 400 maravedinos. La Encomienda de Malagón destacó nel Campu de Calatrava poles sos camperes, quocuparon 39.528 hectárees nel conxuntu de les sos deveses.

Coincidiendo con Reconquistar de la zona, el Castiellu de Malagón allugó a los Reis Alfonsu VII y Alfonsu VIII con ocasión de la firma de dos Reales Cédules pa la repoblación del territoriu y a Xuan II de Castiella.

La Encomienda sería desmembrada de la Orde de Calatrava el 17 de payares de 1547, pasando a territoriu de realengu per un espaciu efímeru de tiempu hasta que foi vendida pol príncipe Felipe, en nome de Carlos V, el 14 de xineru de 1548 a Antonio Ares Pardo, Mariscal de Castiella, por un costu de 55.696 maravedinos.

Convertida la Encomienda de Malagón con tolos sos términos en Señoríu, con tolos derechos y obligaciones que tuviera la Orde de Calatrava, Antonio Ares Pardo, tomó posesión tamién de los llugares de Porzuna y demás anexos como Fontel Fresnu y Fernán Caballero.

El primer señor de Malagón incluyó esti señoríu nel mayoralgu que fundól 9 de xineru de 1561. Arias Pardo finó na ciudá de Toledol 13 de xineru de 1561, asocediéndo-y nel mayoralgul so primoxénitu, Juan Pardo de Tavera.

Desta manera recayeron los estaos en Guiomar Pardo Tavera, hermana del postreru titular. Pasaos trés años, Guiomar casóse con Juan de Zúñiga Requesén, quién finó en curtiu, y en 1578 casóse de nuevo con Juan Enríquez de Guzmán.

                                     

2.6. Historia Edá Moderna y Contemporánea

Felipe III alzó a rangu de Marquesáu al conceder conxuntamente al matrimoniul títulu de Marqueses de Malagón 16 de febreru de 1599. En 1622, el Marquesáu de Malagón quedó vacante y dempués de munchos pleitos vieno recayer ésti xunto a los sos señoríos anexos de Fernán Caballero y Paracuellos de Jarama nel II Conde de Villalonso, Diego Ulloa Sarmiento III, descendiente duna tía de la postrera titular llamada tamién Guiomar Pardo.

Asina, nel primer cuartu del sieglu XVIII, los dominios de la Casa de Malagón, cayeron na de Santisteban del Puertu y con Joaquina María de Benavides y Pacheco, IX Marquesa de Malagón, pasó la Casa de Medinaceli por tar casada con Luis María Fernández de Córdoba IV y XIII Duque de Medinaceli. La estensión superficial del Marquesáu averar a los 891.95 km², ensin cuntar con Fernán Caballero y Paracuellos del Jarama.

El señor de Malagón adquirió la xurisdicción civil y criminal, exerciendol derechu de patronalgu sobre la Ilesia.

Nel sieglu XIX, la hestoria de Malagón vien marcada poles dificultaes del mundu agrariu de la so redolada. Lempiezu desti sieglu supón la incorporación del Marquesáu de Malagón la Casa de Medinaceli. Mientres esti sieglu Malagón nun va tar al marxe de los acontecimientos nacionales, asina va participar na Guerra de la Independencia Española y nes Guerres Carlistes.

Los trés cuartes partes del sieglu van ser destancamientu económicu, con periodos de crisis. Asina, a mediaos del sieglu XIX, Malagón sigue siendo un pueblu principalmente rural, con una agricultura de secanu na que predominaben les ceberes, siendo una zona de ganadería y de caza.

La industria yera inesistente, tan solo ellaborábasel aceite, el vinu y el pan. A tou ello había que suma-y que lapertura del pasu de Despeñaperros nel sieglu XVIII restára-y tráficu de viaxeros y mercancíes al antiguu Camino Real de la Plata.

Lentamu del Nuevu Réxime vien marcáu por distintos cambeos y sucesos. Ente ellos tán les desamortizaciones, la de 1855, a diferencia del restu de la provincia de Ciudá Real, nun afectó enforma a Malagón y tan solo fueron desamortizadas 263 hectárees al Conventu de San José.

El postreru cuartu del sieglu XIX supunxol renacer de Malagón. La llegada del ferrocarril foil factor fundamental desta recuperación. Malagón va cuntar con una vía rápida pa los sos productos agrícoles ya industriales. Mientres el sieglu XIX, Malagón creció dendel puntu de vista demográficu, asina la so población pasó de 2.740 habitantes en 1787 a 5.012 en 1900. Yá nel sieglu XX, col ferrocarril llegaron les primeres pequeñes industries.

En cuanto al marquesáu de Malagón, este viende los sos olivares, viñes y finques urbanes de Malagón y en 1906 viende a Servilio Martín Toledano los montes y terrenes” o Estaos de Malagón”, títulu nominal ensin efectividá posesoria, acabándose equíl Marquesáu de Malagón.

Mientres la Guerra Civil, Malagón quedó dientro de la zona republicana, asina mientres la guerra apinóse la crisis económica, política y social de Malagón, con consonacia cola grave situación dEspaña.

Col fin de la guerra y mientres la dictadura franquista, los años 40 van suponer un periodu de penuria económica. La recuperación de lactividá agraria y lestraperlu fueron les principales fontes dingresos. Colos años 50 y 60 producióse una recuperación económica, aumentó la producción agraria y tamién apaecieron nueves industries.

Ente 1930 y 1960 producióse un aumentu demográficu que fixo que se pasaren de 8.741 habitantes a 11.208, esto provocó una emigración a zones industriales como Madrid o Cataluña que provocó quen 1981 Malagón cuntara con tan solo 7935 habitantes. Esta década de los 80 tamién supunxo labandonu de la güerta de Malagón y el pasu al cultivu de secanu, lagricultura entra en crisis y el sector agrariu sufre un descensu na actividá. Otra manera, el sector comercial y de servicios foil más beneficiáu y ye el que, anguaño, cuenta con un mayor porcentaxe de población activa, percima del sector agrariu. Nos años 90, produzse un cambéu en Malagón, yá que sume la estación de ferrocarril.

Anguaño, Malagón cuenta con 8200 habitantes, y atópase somorguiáu nun procesu despansión urbanísticu, por cuenta de la cercanía a Ciudá Real y por asitiase nun nexu de comunicaciones entel Norte y el Sur Toledo-Ciudá Real y Esti Oeste La Mancha- Montes de Toledo.

                                     

3. Conventu de San José

Una de les fundaciones de Santa Teresa de Jesús atópase en Malagón, el Conventu de San José. Trátase de la tercer fundación de la Santa y lúnicu conventu concebíu dende la so construcción por Santa Teresa. A instancies de Luisa de la Cerda, I Señora de Malagón, Santa Teresa empecipió les obres en 1562, dirixíes pol arquiteutu Nicolás de Vergara el Mozu. El monasteriu foi bendichu na so inauguración el día de Ramos 11 dabril de 1568. Como anéudota y datu interesáu cabo dicir que na celda del monasteriu quocupó Santa Teresa hai una imaxe so sentada escribiendo nuna pequeña mesa y que namái sespón una vegada cada 100 años nesa ilesia. Anguaño, nel monasteriu viven carmelites de clausura. Frente al monasteriu inauguró una escultura nhomenaxe nel añu del so doctoráu 1970, que representa la Santa na actitú meditabunda quocupaba mientres acolumbraba les obres de construcción del monasteriu. Permaneció nel conceyu hasta 1568. Nel pueblu cunta una lleenda alrodiu de la imaxe que la imaxe quocupa la celda quocupaba Santa Teresa, dizse que la imaxe peles nueches cobra vida y percuerre los pasiellos del monesterios, polo cual les monxes deben de camuda-y les zapatielles con frecuencia. Esta lleenda remontar la dómina de la Guerra Civil, dicen quien sescondíen nel conventu que peles nueches ver de pasiar.

Santa Teresa visitól pueblu nes siguientes feches:

  • 1570
  • 1575, de camín la fundación de Beas
  • 11 dabril de 1568, na inauguración del Conventu, mientres unos dos meses.
  • 1576, al volver de les sos fundaciones de Beas y Sevilla
  • Al dir recoyer dende Toledo la Madre Brianda de San José, desconozse la fecha nun la recoyó por atopase la monxa enferma
  • 25 de payares de 1579, pa preparar la fundación de Villanueva de la Jara, escontra onde partiól 13 de febreru de 1580.

La llocalidá forma parte de les Buelgues de Santa Teresa, ruta de pelegrinación, turística, cultural y patrimonial quaxunta les 17 ciudaes onde santo Teresa de Jesús dexó la so "buelga" en forma de fundaciones. La ruta nun tien un orde establecíu o un tiempu llindáu yá que cada pelegrín o visitante puede realizala cómo y nel tiempu que deseye.

                                     

4. Aldegues

Les aldegues de Malagón son El Cristu del Espíritu Santu, La Fuencaliente, Les Peralosas, El Sotillo, Los Quiles, Valdehierro, Piedralá y lanexu Les Povedillas.

                                     

5. Economía

Malagón tien una economía básicamente agrícola, con viñeos y olivos. Destaca la so industria quesero y vinícola.

Tamién dispón dun nuevu polígonu industrial, nel cual asitiáronse numberoses nueves y antigües empreses. Anque anguañol polígonu dispón de bastantes empreses, sigui teniendo la posibilidá de crecer; cuidao que entá dispón despaciu llibre suficiente pa la construcción de nuevos y amplios espacios industriales.

                                     

6. Deportes

El conceyu tien una gran escuela de deporte pa los mozos de la llocalidá. Destaquen los clubes de fútbol Atléticu Teresianu y de balonmano ADC Cátedra 70. Tamién cunten con un equipu de fútbol sala femenín Malagón FSF que na actualidá milita en Segunda División Nacional. Deportistes famosos son Cecilio Alonso, Ramón González Expósito y Gabriel Monteagudo Santos,

                                     

7. Enllaces esternos

  • Malagón nuna Web alrodiu de la Provincia de Ciudá Real
  • Web del Conceyu
  • Foru Oficial de Malagón Cerráu temporalmente por motivos políticos/acusaciones personales
  • Portal de Manchavia
  • Wikimedia Commons acueye conteníu multimedia sobre Malagón.
  • Foru de Malagón
  • Web sobrel pueblu
  • Web Oficial de la Cátedra 70